Esa frase que te puedes ahorrar: TAKE IT EASY

Posted on Posted in Cuidadores, Educadores, Post, Terapias, Tratamientos

 

Vamos con una nueva entrega de colección de frases que te puedes ahorrar, vamos con Take it easy. Esto es lo que me dijo un amable asistente de vuelo hace unas semanas en un avión, esto es “tómatelo con calma”.  Qué gran frase, tranquiliza mucho saber que es utilizada de forma global.

Aquí va una historieta

El otro día me dió un petardazo en un avión, dicho de otra forma  me dió un agobiaco tremendo que terminó con una bajada de tensión de las chungas.

A mi me encanta viajar y volar en avión. Viajaba en un hermoso avión de vuelta de unas hermosas vacaciones, en un trayecto  internacional bien larguito. Estaba sentada en el asiento central, con una persona a cada lado. Era trayecto nocturno, nos dieron de cenar y apagaron las luces. Yo no me dormía, me puse un peli.

Empezó a dolerme el estómago, había cenado mucho, necesitaba moverme un poco. A mi derecha mi madre dormía plácidamente y a mi izquierda una señora  me daba golpecitos cada vez que se movía al intentar dormir. Ella era mi puerta de salida al pasillo.

Debate mental: me duele la tripa, qué calor – intenta dormir – no puedo dormir, me duele el cuello, quiero salir – la señora está tapada con la manta, ¿la vas a molestar?’ – no va a pasar nada, utiliza tus recursos para calmarte –  buf me estoy poniendo fatal –  voy a vomitar – ¿pero qué me estás contando? respira – dónde está la bolsa que voy a vomitar.

Hago un inciso para explicar que sentirme encerrada en un sitio en el que no puedo literalmente moverme es como si Robin Hood lanzara una flecha en el corazón de mi trauma, ¡¡PAM!!! Petardazo! Ni tiempo para sentir la activación, empieza el colapso. Fiestón.

Allí seguía sentada con mi  bolsita de papel en la mano, (sí, existen) – ¿vas a vomitar aquí por no molestar a esta señora? – tienes que salir ya,  escucha a tu cuerpo –  run –  despierta a esta señora, que será mejor que vomitar aquí – dale, ¡vamos, pa fuera!

En fin, la escena es larga, por acortar, salí al pasillo y me di cuenta de que me estaba dando una bajada de tensión. Que me podía desmayar vamos. Así que me senté en el pasillo del avión donde pude por fin regularme. Cuando me preocupé por mí y no por no molestar a otros, cuando escuché mi cuerpo, me moví para salir del colapso, mi sistema nervioso pudo empezar a regularse. Conecté con mis recursos y dejé que la ola emocional sucediera con toda la consciencia de lo que estaba pasando y todo empezó a calmarse.

Aquí llega esa frase que te puedes ahorrar

Para entonces dos asistentes ya me habían echado el ojo, lo de ir dando tumbos por el pasillo cuando todos duermen llama la atención.  Y al acercarme al baño, ya recuperada, me preguntaron que si estaba bien, que si necesitaba algo, y yo, estoy bien, de verdad, una bajada de tensión, todo bien. Yyyy….. esa frase, esa frase que me sueltan, Take it easy. Otra para la colección de frases que te puedes ahorrar.

Jo, si me lo hubieran dicho antes, ¿eh?, que me lo tomara con calma, y a mí que no se me había ocurrido, seguro que no me hubiera pasado nada. Tómatelo con calma. Ya sabéis, apuntad, cuando os esté dando un chungo lo mejor es tomárselo con calma.

Cuando se lo conté a mi terapeuta nos reimos recordando la escena de “Aterriza como puedas” cuando todos se ponen en fila para maltratar a una pasajera que sufre en ataque de ansiedad.  Imaginaos si hubiera dicho que yo era la psicóloga del avión.

Película Aterriza como puedas

Es importante decir que yo ya estaba tranquila, hace mucho tiempo que no me da miedo sentir. Duele, sí, pero no me da miedo. Fui consciente en todo momento de lo que me estaba pasando y de que mi sistema había cruzado la línea de no retorno pero que también estaba la linea de la regulación activada, que se pasaría y que si escuchaba lo que estaba necesitando todo volvería a la calma.

Y si alguien se lo ha planteado, aquí van alguna de las cosas que quizás me hubiera gustado escuchar:  vaya susto que te habrás dado, qué mal rato has pasado, estas cosas pasas, nos alegramos de que estés mejor, qué valiente, esperamos que ahora ya puedes descansar y tener un buen vuelo. O todo o a escoger. Porque la opción de que se hubiera sentado conmigo en el suelo  a ayudarme y a acompañarme en mi malestar, va a ser pedir un imposible.

Eso que estás sintiendo ahora es lo que se activa cuando te toca a ti cuidar a otros. Pues eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

CONSENTIMIENTO PARA EL TRATAMIENTO DE DATOS PERSONALES

AMARE PSICOLOGÍA (amarepsicologia.es) te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario están sujetos a las leyes de protección de datos españolas y te informamos de lo siguiente:

  • Responsable: Adelaida Navaridas (amarepsicologia.es), c/ Villarías 10, 4º dep 402 (edificio Capitol). Bilbao 48001. info@amarepsicologia.es
  • NIF: 30664430W
  • Finalidad: Proporcionar información del servicio que se nos solicita.
  • Legitimación: A petición de la propia persona interesada.
  • Destinatarios: No se ceden ni comparten datos sin consentimiento de las personas interesadas, excepto con la asesoría, entidades financieras y AAPP obligadas.
  • Caducidad: Mientras dure la gestión que se nos pide.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@amarepsicologia.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control, como la Agencia Española de Protección de Datos.