adelaida navaridas

Toda la vida he querido ayudar a las personas que sufren, en especial a aquellas que han vivido algún tipo de maltrato, abandono, acoso o violación y que aún no se han recuperado de aquello que les sucedió y por ello sienten dolor emocional (angustia, ansiedad, depresión, hiperactividad…) y dolor físico (cansancio crónico, problemas de sueño,...) El sufrimiento de la gente me mueve a aprender y a mejorar como terapeuta, y como persona, y ese movimiento me ha llevado a especializarme en temas de trauma y apego.

En mi consulta ofrezco un espacio en donde las personas pueden desahogarse, sentirse entendidas y acompañadas, aprender y recuperar su bienestar para ir, poco a poco, desprendiéndose del dolor que sienten por las situaciones y problemas vividos.

En la sección de testimonios encontrarás las experiencias de algunas personas que han trabajado conmigo en su proceso terapéutico.

En la sección de testimonios encontrarás las experiencias de algunas personas que han trabajado conmigo en su proceso terapéutico.

El trabajo terapeútico

Mi trabajo se centra en la persona, en cómo se siente aquí y ahora y en lo que necesita. El objetivo es recuperar cuanto antes sus recursos, su capacidad para estabilizarse y tomar el control de su vida. Desde el primer día se ofrecen herramientas de autoregulación y autocontrol emocional. A través del trabajo la persona consigue entender qué le pasa y por qué le pasa. Aprende a manejar emociones y situaciones complicadas en su vida. Se siente más feliz y tranquila, sin sentirse abrumada por recuerdos o emociones o creer que son incapaces de controlar su cuerpo, sus decisiones y su vida.

Entiendo la terapia como una liberación. Un trabajo para liberarse del dolor, del físico y del emocional. Liberarse del peso del sufrimiento que acompaña a las emociones como el miedo (a que vuelva a pasar…), la culpa (porque tenía que haber hecho algo más...), la vergüenza (por lo que ha sucedido, por sentirse incapaz…), la rabia (que estalla y arrasa con la persona y el entorno…).

La terapia ayuda a liberarse de los patrones de vida aprendidos, de los esquemas mentales rígidos y del secuestro emocional que no nos permite tener una vida plena. También es un camino de aprendizaje y aceptación.

Los años de experiencia y la formación continua me permiten combinar y adaptar para cada persona, y en función de su necesidad, diferentes metodología terapéuticas, desde las más clásicas como la terapia cognitivo-conductual hasta las más novedosas como el EMDR, las terapias sensoriomotoras y el neurofeedback.

La salud mental

Lucho por la desmitificación de los problemas psicológicos y la normalización de los cuidados de la salud mental. Como sociedad hemos de perder el miedo a hablar de problemas psicológicos o de salud mental. Quitar las etiquetas negativas y los mitos erróneos que los acompañan. Esa lucha hemos de emprenderla los profesionales de la salud mental hasta conseguir que la sociedad y las personas vivan con libertad sus problemas emocionales o mentales y acudan a un especialista con normalidad, sin vergüenza o miedo a ser estigmatizado.

El profesional de la psicología ha de ser visto como otro profesional al que acudir cuando nos sentimos “mal”, cuando nos duele la espalda, cuando tenemos un catarro, etc. No tenemos que avergonzarnos por ir al psicólogo, es normal, tanto como ir al fisioterapeuta o al médico de cabecera.

Por otra parte, mi misión es que las personas y toda la sociedad, entiendan que es importante cuidar de nuestra salud mental cada día igual que cuidamos de nuestra alimentación (bebiendo agua, comiendo frutas y verduras…) y nuestro cuerpo (saliendo a caminar, haciendo deporte…).

Experiencia y formación

Estudié psicología por dos motivos fundamentales, porque quería entender el comportamiento humano y sobre todo porque quería aliviar el sufrimiento de las personas. Tuve claro desde el principio de mi carrera que quería ser terapeuta para trabajar directamente con la persona y sus problemas. Me he especializado en el tratamiento del trauma y sus consecuencias.

Cuento con más de quince años de experiencia como terapeuta en consulta privada trabajando con personas de todas las edades. También en asociaciones de ayuda mutua, como la Asociación Síndrome de Down y la Asociación de trastornos de la alimentación de Salamanca acompañando a las familias a entender, manejar y sobrellevar su situación.

Durante años he participado como psicóloga voluntaria en emergencias con Cruz Roja. Formadora de familias, asociaciones y empresas en temas como gestión emocional, resiliencia, cuidados de salud mental, etc.











· Colegiada nº BI-02579

· Psicóloga general sanitaria y certificado europeo EUROPSY

· Licenciada en Psicología por la Universidad Pontificia de Salamanca

· Master en terapia cognitivo-conductual. CINTECO Madrid.

· Clínico EMDR.

· Terapia sensoriomotora y somatic experiencing

· Mindfulness.

· Formación complementaria en trauma y disociación.

· Neurofeedback. Método Othmer.


Entrevistas y colaboraciones


Si estas buscando ayuda y quieres saber más sobre cómo puedo ayudarte, puedes pasar por mi sección de servicios.